sábado, 14 de mayo de 2011

¡No hay límites entre realidad y fantasía!

Ese parecería ser el estilo de vida de Edward Bloom, el personaje central de la película El Gran Pez, otro ejemplo de no linealidad cinematográfica de la que es heredera la narrativa digital. Este personaje es un storyteller, en conflicto con quienes lo ven como un iluso, desprendido de la realidad. Pero, también Edward tiene amigos que saben que sus historias no son ficción, porque lo acompañaron a vivirlas. Tim Burton entretejió las aventuras de Bloom de una manera lógicamente-caótica, por así decirlo, al hacer la edición de este film. Dejo un trozo de la película a continuación, aunque recomiendo verla toda para poder apreciarla.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "